Avila

Avila
Meseta Castellana
BIENVENIDO

8/5/09

ZAPATO



Encontró un mundo que le descubrió colores en las sombras; donde hasta el negro, se dejaba pintar de blanco.
En ese mismo instante, el zapato de la Cenicienta, decidió escapar de Palacio y vivir su vida.
Dolors

2 comentarios:

silvia dijo...

Me siento como el zapato de Cenicienta. :-))
Un beso, Dolors.

Infantil 1 a 3 dijo...

Un abrazo