Avila

Avila
Meseta Castellana
BIENVENIDO

6/11/15

Los días me llevan a tí.




He estado mirando en el calendario cuándo nos volveremos a ver  para poder disfrutar juntos.

He estado pensando en la cantidad de veces que nos miramos a los ojos... que nos reímos, cuando nos encontramos. Este invierno me gusta.


He estado pensando, mirando por la ventana...  Como si una nube de las que van bajando hasta tocar el suelo, por el peso del  frío y la humedad, pudiera envolverme y llevarme junto a tí.

He mirado a través de los barrotes de mi ventana, de la carretera, de las nubes, del horizonte gris y del frío; he visto la primavera más allá, he visto que nos dábamos la mano por el campo lleno de florecitas blancas, amarillas y lilas. He visto los olivos, los almendros y hasta encinas. Por un momento, he visto que los cerezos también estaban ahí, en una fugaz escena, y me he visto junto a tí.


He seguido mirando,  me he escapado por el tragaluz, subida en un rayito del tímido sol invernal, casi como si pudiera volar atravesando el tiempo. Me he visto haciendo planes contigo para esta primavera, que no ha de tardar. Eso me gusta.


8 comentarios:

Xavier Rama Andreu dijo...

Me gusta leerte, tienes un estilo íntimo y muy delicado

silvia dijo...

Muchas gracias, Xavier. Me alegra que te guste.

Anónimo dijo...

Julia, me encanta cuándo piensas en voz alta sobre mí.
Luis

silvia dijo...

Luis, hablé con Julia... :)

Ricardo Musso dijo...

Hermoso relato de las experiencias vividas por Julia y Luís la primavera pasada.
Me quedó pensando si no es muy riesgoso planificar nuevos encuentros para la entrante faltando más de tres meses.
Con tantas cosas bellas que también se pueden disfrutar en los inviernos, ¿por qué esperar tanto?.
Bha…, va en gustos!.

Besos.
Rik

silvia dijo...

Todo se disfruta, Ricardo, también el invierno. Claro que sí. También hacer planes. Un abrazo.

EmiliLlopi dijo...

Es precioso. Y sentido. Para que lo guardas? Un abrazo. Ay!

EmiliLlopi dijo...

Es precioso. Y sentido. Para que lo guardas? Un abrazo. Ay!