Avila

Avila
Meseta Castellana
BIENVENIDO

31/12/07

EL ULTIMO SUEÑO DEL 2007



Esta mañana muy temprano, antes de despertar, caminé hacia la despensa, abrí la alacena e hice un recorrido con la vista, hasta que pude ver en el fondo el biberón de cristal.
Lo saqué con mucho cuidado para no desordenar el resto de vajilla y cacharros que aguardaban pacientemente, almacenados desde hace años sin esperanza de ser rescatados.
La casa aún permanecía dormida, oscura, con el olor a humedad que impregna las paredes de las casas antiguas.


Desenrosqué la tetina del biberón junto a la pila blanca de fregar, abrí el grifo, coloqué la tetina bajo el chorro y observé cómo unos extraños insectos se desprendieron de las muescas de la rosca. Cinco avispas planas de rayas grises y negras cayeron en el borde de la pila, y se deslizaron hasta el suelo.


Seguí sacando lustre unos minutos al biberón con asco por lo que acababa de presenciar. Terminé el escrupuloso lavado y me dirigí a la habitación de la cama grande, donde yo dormía esa noche.
Por debajo de la misma, observé horrorizada los cinco escarabajos del tamaño de una manzana, en que se habían transformado los himenópteros surgidos de la rosca. Parecían esculpidos en maderas de distintos tonos y texturas, barnizados. La forma de cada uno difería de la del otro: uno más ancho, otro más voluminoso, aquel más largo... Caminaban en círculos, aleatoriamente, bajo la cama. Mientras, yo miraba casi de reojo sin querer que me descubrieran, imaginando qué podía hacer.

Paralizada y llena estupor, recordé la imagen del Scarabeus sacer, símbolo que para los Antiguos Egipcios tuvo un significado muy importante. Para ellos representaba el renacimiento, la vida longeva vinculada a la divinidad solar.


Fue entonces cuando el escarabajo más voluminoso se dirigió a mí:

“Cada uno de nosotros somos cinco deseos que has pensado en algún momento de este año: OLVIDO, AMOR, CAMBIO, SABIDURIA, JUVENTUD. El próximo 2008 tiene un significado muy especial para ti porque es bisiesto, y por esto, tendrás tu día después de cuatro años. Podrás elegir 2 deseos y tendrás 8 noches con sus ocho sueños, para decidir con cual de nosotros te quedas.
Solo con mirarnos de frente y sin ningún miedo, sabrás qué representamos cada uno, pero debes hacerlo sin vacilación a partir de las doce de la noche de hoy. Una vez que hayas elegido, deberás tomar con tus manos a los dos escogidos para que se realicen. Después, los tres restantes se extinguirán sin dejar rastro”
...
Esta noche cuando apague la luz, será la primera de las ocho que tengo para elegir. No lo tengo decidido aún y sé que me costará. Cada uno de los deseos viene cargado de un significado para mí, igual que lo puede tener para quien lea mi sueño...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues para elegir dos entre cinco-ya que parece que no se puede elegir todo,como sería mi deseo- propongo algunas reflexiones rápidas.
OLVIDO; tener presente que a veces olvidarse de la cosas es tener buena memoria, y en esa via parece que elegir olvido puede ser saludable.
AMOR; aquí nos anotamos todos, no se puede vivir sin amor, hay que tener a quién dedicarle las cosas que uno/a hace. El fundamento humano es nacer para el amor.
CAMBIO; siempre y cuando el cambio sea auténtico, y no hacer la revolución para que todo siga igual.
SABIDURIA; ¿existe? si, solo de manera muy limitada. Ya lo decía el viejo de la cicuta "solo sé que no sé nada".
JUVENTUD; es un estado de ánimo, más que un atributo de la edad. No se tiene la edad que se tiene, sino la edad que se ejerce.

Bombing

bastek dijo...

Yo elegiría SABIDURÍA.

SABIDURÍA para escoger los momentos maravillosos de mi vida y ponerlos a salvo en un rinconcito de mi mente, y someter el resto al OLVIDO.

SABIDURÍA para reconocer las falsas palabras, las miradas engañosas, las traiciones ocultas y diferenciarlo del verdadero AMOR. Así podría amarrarlo a mis brazos para no dejarlo escapar nunca.

SABIDURÍA para afrontar los retos con inteligencia y madurez, para no cometer viejos errores y elegir el camino correcto. Para CAMBIAR lo malo de mi vida.

SABIDURÍA para aceptar la edad física, escondiendo bajo la piel ajada el espíritu de la JUVENTUD, con sus esperanzas y deseos, con sus ganas de luchar y de vivir.

SABIDURÍA, para degustar la intensidad de los colores, de los sabores, de la música... SABIDURÍA PARA APRENDER A VIVIR.

silvia dijo...

Pasaron las ocho noches: SABIDURIA me habló de que el AMOR hace que vuelva la JUVENTUD y sea posible el CAMBIO, pero elegí OLVIDO y no soy capaz de recordar. :-))
(Tal vez así sea mejor) Me quedo con Olvido y todo lo demás será nuevo.

Muy buenos los dos comentarios. Francamente: interesantes.

Claudia dijo...

Tengo que elegir a dos solamente. Pues bien, entonces me quedo con LA SABIDURÍA Y EL AMOR.
La sabiduría siempre me ayudará a reconocer mi camino, el único que debo recorrer, tomando las decisiones necesarias. Y el amor será mi fuente inagotable, la única, para poderlo andar (¿recuerdas a los Beatles?: "All you need is love")
Todos los demás anhelos vendrán solos, sin esfuerzo, cuando comprenda y me deje guiar por aquellas dos hermosas joyas. Porque aquella vista que se llena de sabiduría y de amor, hace olvidar lo que tiene que ser olvidado, y hace cambiar y aceptar el cambio cuando llega el momento preciso de hacerlo. Y todo esto, en conjunto, es un estupendo elixir para la eterna juventud.
Bueno, al menos, así lo veo yo.
Te saludo, nuevamente con mucho cariño, Silvia. Y gracias por estas aportaciones tuyas. Me encantan.
Claudia

silvia dijo...

Muy bien Claudia. Pienso que Sabiduría engloba todo. También podemos llegar a todo con Amor. Quizá, cualquiera de los deseos pueda valer para llegar a los otros, mirándolos desde el lado positivo, que cada uno tiene. Sin duda, 2008 será un buen año.
Un beso.
Silvia